La flotabilidad de los chalecos desvelada

En ocasiones nos preguntáis qué significan los Newtons de flotabilidad de los chalecos y si realmente hacen que permanezcamos a flote cuando caemos al agua.

Los fabricantes de los chalecos no indican el peso máximo soportado por los chalecos, suelen indicar un rango de pesos para unos Newtons determinados, esto es debido a que la flotabilidad de un cuerpo en un fluido como el agua está determinada por nuestro peso, la capacidad de nuestros pulmones (el aire que haya en ese momento en el interior de los mismos) y nuestro porcentaje de grasa corporal.

En Europa es habitual encontrar la flotabilidad en Newtons pudiéndolo transformar en kg de empuje multiplicando por 0,1019. Os mostramos un tabla con la flotabilidad que encontramos más habitualmente en los chalecos.

Newtons (N) Kilogramos (kg)
45 N 4,59 kg
50 N 5,10 kg
55 N 5,61 kg
60 N 6,12 kg
65 N 6,63 kg
70 N 7,14 kg

Lo que quiere decir que un chaleco de 50 N podría mantener a flote un peso de 5,10 kg de un material denso como plomo, hierro, oro, granito, etc.

Es el momento de hacer algunos cálculos. Tomemos como ejemplo una persona muy grande que pesa 140 kg, aproximadamente el 80% de su cuerpo es agua. El agua no tiene peso cuando estamos flotando en el mismo fluido  porque tienen la misma densidad. Por lo que el chaleco ahora solo tiene que mantener a flote 28 kg.

Agua en el cuerpo humano:
140 kg x 80 % = 112 kg peso del agua

Peso a soportar:
140 kg – 112 kg = 28 kg

Un chaleco de 70 N mantendría a flote solo 7,14 kg de un material denso. ¿Cómo es posible que soporte esos 28 kg que nos restan? Aquí está la explicación.

De media nuestro cuerpo tiene entre un 15 y 20% grasa corporal que es más ligera que el agua.

Kilogramos de grasa:
140 kg x 15% = 21 kg

Peso a soportar:
28 kg – 21 kg = 7 kg

Un chaleco con una flotabilidad de 70 N serviría perfectamente para mantener a flote a una persona de 140 kg.

Realizamos los cálculos para distintos pesos.

Peso palista Agua (80%) Grasa (15%) Peso a soportar Flotabilidad
60 kg 48 kg 9 kg 3 kg 29,4 N
70 kg 56kg 10,5 kg 3,5 kg 34,3 N
80 kg 64kg 12 kg 4 kg 39,2 N
90 kg 72kg 13,5 kg 4,5 kg 44,1 N
100 kg 80kg 15 kg 5 kg 49 N
110 kg 88kg 16,5 kg 5,5 kg 53,9 N
120 kg 96kg 18 kg 6 kg 58,8 N
130 kg 104kg 19,5 kg 6,5 kg 63,7 N
140 kg 112kg 21 kg 7 kg 68,6 N

Como vemos los chalecos que usamos en kayak, que por su categoría son considerados “ayudas a la flotabilidad”, nos mantendrían a flote con comodidad. Lo más habitual es encontrar chalecos de entre 50 a 75 N. Observando la tabla comprobamos que un chaleco de 50 N podría mantener a flote a un persona de hasta unos 100 kg aproximadamente.

En estos cálculos no hemos tenido en cuenta las fuerzas inerciales que se dan sobre nuestro cuerpo cuando estamos nadando en un rápido de aguas bravas o cuando una ola nos cae encima en la rompiente. Esto puede hundirnos en el agua durante unos instantes, algo que puede resultar peligroso para nosotros, necesitando salir a la superficie lo antes posible o mantenernos encima de la corriente en un rápido.

Por esa razón los chalecos de aguas bravas y los modelos orientados a kayak de mar en aguas abiertas suelen tener una flotabilidad mayor que los chalecos de pesca o recreo.

Os mostramos una tabla orientativa de los Newtons de flotabilidad habituales dependiendo de la disciplina aunque habrá que tener en cuenta el peso del palista según la tabla anterior.

Disciplina Flotabilidad recomendada
Kayak de recreo 50 N
Pesca en kayak 50 a 70 N
Kayak de mar 50 a 70 N
Aguas bravas 70 N o más

Esperamos haber resuelto vuestras dudas con respecto a la flotabilidad de los chalecos que usamos habitualmente en la práctica del piragüismo. Si tenéis cualquier duda podéis poneros en contacto con nosotros a través del formulario de contacto, dejando un comentario en esta entrada o llamando al número 963.565.555.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *